960 46 13 14
L-V de 9:30h a 14:00hy de 15:00h a 18:00h

Financia tus neumáticos en cómodos plazos

Cada vez son más las personas que deciden financiar los neumáticos pues se ven obligados a comprarlos por deterioro o rotura de los mismos y no es un buen momento para la economía familiar. De esta manera, pagar los neumáticos a plazos se ha convertido en una tendencia que cada vez siguen más personas, aunque para ello es necesario contar con algunas plataformas que lo permiten, como por ejemplo Sequra.

¿Se pueden pagar los neumáticos a plazos?

Para ayudar a las personas y a los conductores en este caso, Yofindo ofrece la posibilidad de financiar la compra de las gomas en hasta 12 meses. Además, esta posibilidad únicamente implica que haya un coste fijo por cada plazo, por lo que también nos podremos organizar mejor con nuestras finanzas.

Para ello, es necesario realizar una simulación con el precio de los neumáticos y con nuestra situación financiera, así como los plazos en los que queremos financiar los neumáticos, y esperar a que el sistema apruebe dicho pago, algo que se produce de forma inmediata tan solo usando el número de teléfono móvil gracias al pago flexible. De hecho, esto es algo que valoran mucho los clientes, pues este fraccionamiento del pago se lleva a cabo al momento y sin papeleo, por lo que podrás saber cuándo y cuánto tendrás que pagar cada mes.

Con este pago fraccionado, podrás disponer de los días que mejor te vengan para realizar el pago como, por ejemplo, los posteriores a cobrar el sueldo de la empresa, quedándote tan solo con un pequeño pago cada mes que podrás desglosar en tramos de 3, 6 y 12 meses. De esta manera, gracias a esta financiación, los clientes no tendrán que ver trastocados sus planes normales ni su situación financiera.

Financiar neumáticos, la solución perfecta

Esta financiación tiene una gran cantidad de ventajas, pero por encima de todas destaca que nunca es un buen momento para cambiar las ruedas, pero tenemos que hacerlo. Por tanto, siempre podemos ir aplazando los pagos en pequeñas cantidades en lugar de hacer un mayor desembolso que sí nos pueda trastocar más la planificación de los gastos.

Por ejemplo, los momentos en los que más se suelen cambiar los neumáticos del coche suelen ser antes de la ITV o antes de irnos de las vacaciones. Como el primer momento no lo sabemos con certeza, en el segundo sí nos resultaría un problema porque tendríamos que hacer un pago imprevisto y nos trastocaría bastante los planes para las vacaciones.

En definitiva, esta posibilidad de pagar los neumáticos a plazos se erige como una perfecta solución para que dicho imprevisto no trastoque nuestros planes, pero tampoco nos veamos obligados a ir con neumáticos en mal estado.