CONTACTENOS
900 102 583
atención gratuita
Garantía en todos los neumáticos
¡Precios bajos siempre!
Entrega 24h gratis
Valoración excelente de los clientes
Muy fácil y cómodo
Pago seguro

Legislación sobre neumáticos

¿Qué debemos saber sobre normativa y neumáticos?

El reglamento actual de la Ley General de Tráfico de España referente a los neumáticos establece que deben cumplir las siguientes normas:


Dimensiones y características: Los neumáticos deberán estar equipados con neumáticos de las dimensiones y características previstas por el fabricante en la homologación del vehículo

Profundidad mínima de dibujo: Los neumáticos de los vehículos comprendidos en las categorías M1, N1, O1 y O2 deben presentar, siempre que circulen por la vía pública, una profundidad del dibujo de la banda de rodadura de 1,6 mm. Esta normativa no afecta a los vehículos históricos equipados originalmente con neumáticos o cubiertas de otros tipos.

Desgaste del neumático: Los neumáticos homologados de acuerdo al Reglamento ECE Nº 30 o la Directiva 92/23/CEE que equipan vehículos de turismo y sus remolques deberán tener indicadores de desgaste. Estos sirven para señalar que las ranuras principales han alcanzado ya el indicativo de profundidad mínima de 1,6 mm.

Los neumáticos nuevos y bien recauchutados que equipan los vehículos deberán conservar siempre las inscripciones reglamentarias y no pueden presentar roturas, deformaciones anormales u otros signos que evidencien su mal estado o desgaste.

Neumáticos especiales: Los neumáticos que presenten clavos especiales para circular con hielo, éstos deben de tener cantos redondeados y no pueden sobresalir de la superficie más de dos milímetros. Si se utilizan neumáticos especiales de nieve deben llevar la inscripción M+S, MS o M&S y tener una capacidad de velocidad igual o superior a la velocidad máxima prevista para el vehículo. Por ejemplo, si el coche tiene una velocidad máxima de 160 km/h, la capacidad de la rueda no debe ser inferior a dicha velocidad.

Presión de inflado: La presión de inflado de los neumáticos debe ser revisada regularmente con manómetros de uso privado o público debidamente homologados y verificados según la reglamentación vigente. Es importante recordar que el neumático es el único punto de contacto del vehículo con el suelo y por este motivo tiene que garantizar las siguientes funciones: guiar, soportar la carga, amortiguar, rodar, transmitir los esfuerzos y durar.